Pez telescopio

Pez telescopio

Pez telescopio

Quienes buscan un pez como mascota que sea fuerte y que al mismo tiempo viva por muchos años, sin duda el pez telescopio con sus enormes ojos se convierte en una opción más que acertada. Estos miembros de la familia goldfish, no solo son atractivos de ver y contemplar en nuestras peceras, sino que también son capaces de vivir entre 10 y 15 años, e incluso más si se les proporciona las condiciones adecuadas en cautiverio.

En el acuario

Muchos creen erróneamente que el pez telescopio tiene la capacidad de ver una gran cantidad de objetos dentro de su campo visual, pero en realidad estos peces poseen una visión por debajo de la media. Una pecera con una cantidad mínima de artículos decorativos es ideal para este pez tan singular, puesto que posee la tendencia de nadar hacia los objetos. Cuando seleccionemos los objetos que compondrán nuestro acuario, debemos tener cuidado de elegir aquellos que no sean punzantes o con bordes afilados para de esta manera ayudar a proteger los ojos tan delicados de nuestra mascota. Un ambiente espacioso, por otra parte, es también útil para nuestro pez telescopio, especialmente si nuestra intención es conservar múltiples ejemplares en un mismo acuario.

Mantén tu mascota limpia y sociable

Los peces telescopio disfrutan de la compañía de otros peces de agua dulce con igual temperamento pasivo. Sin embargo, mayor cantidad de peces significa mayor cuidado y limpieza de nuestro acuario para reducir los riesgos de bacterias y enfermedades. Un sistema de filtración de agua será tan necesario como mantener la temperatura del sistema entre 65 y 78 grados Fahrenheit (18 a 26 grados Celsius) con un pH de 6.5 a 7.5. Todos estos elementos nos permitirán alargar la vida de nuestros peces y disfrutar de su compañía por más tiempo.

Dieta del pez telescopio

Dieta saludable

Un pez telescopio que se alimenta de una dieta rica en nutrientes tendrá posibilidades de vivir por más tiempo. Sin embargo, recuerde que este pequeño pez posee problemas de visión, por lo que podría tener problemas a la hora de encontrar su comida, o bien, sus otros compañeros de acuario podrían tomar todos los alimentos antes que él aun cuando el pez telescopio sabe que es hora de comida. Los pellets grandes que se hunden hasta el fondo son una buena opción, porque el pez telescopio gusta de revisar el fondo del acuario en busca de comida. La alimentación a mano es otra de las opciones, donde nuestra mascota se acercará a la superficie del tanque para tomar bocados directamente de nosotros. Una combinación de alimentos escamados y comidas congeladas, e incluso pequeñas porciones de frutas y verduras, le aportarán a nuestro pez toda la dieta necesaria para una vida larga y saludable.

Mantente atento a sus problemas

Debemos permanecer atentos a las enfermedades, lesiones y malestares de nuestro pez telescopio para asegurarnos de que viva durante el mayor tiempo posible. Cuando se detectan los síntomas a tiempo, existen medicamentos, como los antibióticos para peces, que pueden ayudar a prevenir y erradicar cualquier enfermedad. Si poseemos varios peces en un mismo acuario, debemos separar el ejemplar enfermo para evitar cualquier propagación de la enfermedad. Por otra parte, si nuestra mascota altera su comportamiento o muestra síntomas evidentes, falta de apetito, respiración forzada, branquias pálidas, aletas rasgadas, heridas o manchas en su cuerpo, es hora de que pongamos manos a la obra y evaluemos cualquier problema que pueda reducir la expectativa de vida de nuestro pez.

Compártelo en tu red social: