Pez pacú

Pez pacú

Pez pacú

El pacú está estrechamente relacionado con las pirañas, pero afortunadamente no comparten su apetito carnívoro. Estos peces son increíblemente hermosos y además poseen un comportamiento muy peculiar que les aporta un gran atractivo para acuaristas y entusiastas de todo el mundo. Antes de decidirte a adquirir uno de estos ejemplares para tu acuario, te recomendamos leer sobre los cuidados que deben ser tenidos en cuenta a la hora de mantener un pez pacú. Sin duda, se trata de una especie muy vistosa y que se volverá genial en nuestro acuario, siempre y cuando contemos con el espacio suficiente para ello.

Algunos datos sobre el pez pacú

Se trata de peces muy similares a las temidas pirañas, y con las que están estrechamente relacionadas. No obstante, el pez pacú es un animal vegetariano, que podemos encontrar en los lagos y ríos de América del Sur, donde además, es una exquisita fuente de alimentos. Debido a que el pacú puede crecer hasta 30 pulgadas en la naturaleza, se ha convertido en un objetivo muy suculento para los pescadores. Tan es así, que el gobierno brasileño decidió crear un programa de cría y protección para evitar la sobrepesca de esta especie.

El pacú posee un cuerpo comprimido lateralmente con dientes rectos y cuadrados. Generalmente, su coloración es plateada con ligeros motes rojos, aunque esto puede variar según la especie. Estos peces pertenecen además a la familia de los peces tetra, bajo el orden de los Characiformes (donde además encontramos a las pirañas y al pez dólar de plata). En cautiverio, el pacú no suele crecer hasta las 30 pulgadas, pero aun así pueden llegar a alcanzar dimensiones impresionantes (hasta 12 pulgadas de largo).

Mientras que su pariente cercano, la piraña, es popular por ser una consumidora voraz de carne, el pacú puede consumir una gran cantidad de materia vegetal como la lechuga, el brócoli y las plantas vivas de nuestro acuario. Estos peces son además mascotas excelentes, sobre todo para un acuarista con experiencia suficiente. Desafortunadamente, muchos aficionados cometen el error de adquirir estos peces, y aunque al principio son pequeños, luego se vuelven un problema cuando alcanzan las 12 pulgadas de largo.

Mantenimiento del acuario para el pez pacú

Debido a su potencial tamaño, el pacú posee requisitos muy específicos cuando se trata de su entorno. No se recomienda mantener un pacú en un acuario inferior a los 50 galones, ya que, aunque los ejemplares jóvenes de este tipo de especies pueden ser pequeños, luego crecerán rápidamente. El tamaño óptimo del acuario para un pez pacú es de unos 200 litros, aunque preferiblemente se debe optar por un estanque, sobre todo si se tienen intenciones de mantener más de un ejemplar. El tanque necesitará además de un filtrado adecuado y una temperatura que se mantenga entre los 78 y 82 grados Fahrenheit.

Dado que el pacú tiende a comer plantas vivas, es imprescindible decorar nuestro acuario con plantas artificiales y grandes piezas de tronco. Este tipo de decoraciones también contribuirá a mejorar la apariencia de nuestro acuario, haciendo que parezca más natural, además de recrear el hábitat natural de estos peces, y proveerles de un lugar donde esconderse. El pacú tiene una tendencia a ser tímido en los acuarios caseros si no se les provee de escondites adecuados, como por ejemplo trozos de madera o plantas.

Alimentando al pez pacú

Como hemos mencionado anteriormente, el pacú no es un pez carnívoro como las pirañas, sino que es de tipo herbívoro. No obstante, debemos decir que también se trata de una especie oportunista, que además de alimentos vegetales, también podrá devorar pequeños peces e insectos si estos están disponibles. Para mantener a su pacú totalmente saludable, será necesario combinar su dieta con pellets para herbívoros o palos flotantes, así como abundantes frutas y verduras frescas.

Los vegetales que más gusta el pez pacú, incluyen espinacas, lechuga, guisantes, calabaza, col y zanahorias. Estos peces también se alimentan de diversas frutas como manzanas, plátanos, uvas y melocotones. Aunque el pacú es principalmente herbívoro, no debe mantenerse en compañía de otros peces más pequeños que puedan ser considerados como su presa. Aunque no sucede todo el tiempo, existe la posibilidad de que el pacú termine devorando a cualquier compañero de menor tamaño dentro del acuario. También debemos tener en cuenta que estos animales pueden salpicar mucho cuando se alimentan cerca de la superficie, así que nos aseguraremos de contar con una tapa de cierre hermético. Otro consejo a tener en cuenta es que no se debe alimentar al pacú a mano, en cambio utilice un palo de alimentación para colocar los alimentos en el agua y evitar que el animal muerda nuestros dedos por error.

Información adicional

El pacú no es un animal agresivo, y aunque ellos prefieren convivir con ejemplares de su misma especie, no presentarán problemas con otros peces. Otras especies grandes como el arowana, el óscar y los datnoides, pueden ser compañeros de acuario ideales para el pacú. En algunos casos, el pacú podrá reñir con otros de su misma especie, por lo que es importante mantener a estos peces en un espacio lo suficientemente grande como para evitar el hacinamiento y el estrés. También es importante no mantener al pacú con especies pequeñas, ya que estás últimas pueden resultar devoradas.

Al igual que el óscar, algunas pacús son capaces de reconocer a sus dueños e identificar los horarios de alimentación. Estas características, junto con su carácter amable, hacen que el pacú sea una especie muy querida en todos los acuarios de agua dulce. Sin embargo, debido a que estos peces pueden llegar a ser muy grandes, es importante para los acuaristas informarse al respecto sobre los cuidados y principales aspectos a tener en cuenta antes de adquirir un pacú en la tienda. Además, es necesario recordar que, aunque los pacús no son carnívoros, si presentan mandíbulas poderosas que debemos respetar cuando nos encontremos cerca de estos peces.

Conclusión

Si estás en busca de un pez único e interesante para completar tu acuario casero, el pacú es una de las tantas especies a considerar. No solo se trata de un pez atractivo y único por su apariencia, sino que también muestran una especial sensibilidad hacia sus propietarios. El aspecto más importante a considerar es que estos peces requieren de tanques muy grandes, así como de un sistema de filtración adecuado y suficiente oxígeno. En caso de que sea capaz de proveerle todas las condiciones, un pez pacú se volverá toda una alegría de tener en nuestro acuario.

Compártelo en tu red social: