Pez mariposa

Pez mariposa

Pez mariposa

Esta es una de las especies de peces marinas más pequeñas que se puede encontrar en regiones tropicales y subtropicales. Suele hallarse en las cercanías de los arrecifes de coral y advertirse con facilidad debidos sus manchas y colores.

Hasta el momento se encuentran identificadas alrededor de 100 especies; estas distribuidas en los Océanos Índico, Pacífico y Atlántico.

Descripción

Un pez mariposa pude llegar hasta crece 20 cm, en el caso de los ejemplares más grandes, siendo por sus dimensiones un ejemplar pequeño. A esperanza de vida de este pez es de alrededor de siete años en libertad y 10 en cautiverio.

Aunque suele confundirse con el pez ángel, el mariposa posee manchas oscuras en el cuerpo, así como rayas de esas tonalidades alrededor de los ojos; su boca es aguda.

Descripción del pez mariposa

El pez mariposa es una especie diurna. Las especies más grandes de este ejemplar suelen quedarse en pareja, son más solitarios, mientras que las pequeñas se distinguen por andar en grupos.

Los principales depredadores de este pez son las morenas, pargos y tiburones.

Dieta

Debido a su pequeño tamaño, el pez mariposa es un ejemplar que se alimenta de corales, plancton en el agua, y anémonas.

Mantenimiento

Fuera de su ambiente natural el pez mariposa es difícil de cuidar pues las condiciones del agua donde habita naturalmente son muy específicas.; requiere de cheque contante de los indicadores de temperatura, dureza, pH, etc.

Se considera al pez mariposa como una especie en peligro de extinción. En esto ha influido considerablemente el cambio climático y la destrucción de los arrecifes por los grandes barcos, lo que destruye sus posibles refugios en caso de ser atacados por depredadores.

Reproducción del pez mariposa

Reproducción

A diferencia de otros peces, el mariposa forma parejas para toda la vida. Esta especie libera los huevos de forma espontánea, es decir sin colocarlos de manera específica en ningún lugar por lo que otros peces suelen comerlos como plancton.

Al nacer los alevines se crean un especie de placa encargarlos de protegerlos hasta que crecen y son menos vulnerables. Posteriormente las placas desparecen.

Compártelo en tu red social: