Pez cebra

Pez cebra

Pez cebra

Distribución geográfica

El pez cebra o danio rerio, es nativo de los arroyos y ríos del interior de la India. Posee una amplia distribución geográfica en el subcontinente indio que abarca desde las cuencas de los ríos Ganges y el Brahmaputra en Bangladesh, India y Nepal. Algunas poblaciones introducidas de esta especie habitan en las aguas interiores de los Estados Unidos (California, Connecticut, Florida y Nuevo México) y Colombia en América del Sur.

Hábitat

Los peces cebra viven en las corrientes de los ríos de agua dulce, pero se encuentran mayormente en llanuras de inundación. Con mayor frecuencia se encuentran también en aguas de lento movimiento, cerca de la orilla de los ríos o en zanjas. Debido a la temporada lluviosa en su área de distribución geográfica nativa, el pez cebra se ha adaptado a una amplia gama de temperaturas que van desde los seis grados Celsius en invierno hasta las 38 unidades en verano. El cultivo de arroz por el ser humano también ha tenido un impacto significativo en el hábitat del pez cebra. Estos cultivos requieren del represamiento del agua y la creación de sistemas de riego. Desde que el cultivo de arroz se ha vuelto común en la India, muchos hábitats naturales para el pez cebra se han alterado drásticamente. Afortunadamente, este pez es relativamente tolerante a la perturbación humana y son capaces de sobrevivir y reproducirse sin dificultades en ambientes poco propicios.

Descripción física del pez cebra

Descripción física

El pez cebra posee un cuerpo fusiforme, comprimido lateralmente y que alcanza una longitud media de 25 mm. El mayor ejemplar en cautiverio del que se tenga conocimiento llegó a alcanzar los 64 mm de largo. Además, poseen ojos centralmente ubicados y mandíbulas alargadas y finas, siendo la mandíbula inferior mucho más protusiva, lo que permite que su boca se encuentre apuntando hacia arriba. Al igual que otros ciprínidos, el pez cebra no posee estómago ni dientes. Como resultado de lo anterior, estos peces se basan en sus branquias espinosas para alimentarse, así como en la succión. El pez cebra tiene varias características peculiares, incluyendo una línea lateral incompleta, dos pares de barbillas y numerosas (generalmente de 5 a 7) bandas longitudinales a lo largo de su cuerpo. El grado de dimorfismo sexual en los peces cebra es prácticamente imperceptible, ya que solo pueden distinguirse a los machos por su coloración más amarilla y el tamaño de sus aletas anales.

Longevidad

En estado salvaje, la mayoría de los peces cebra viven alrededor de un año. En cautiverio, el pez cebra tiene una esperanza de vida de hasta 42 meses (poco más de tres años). La edad máxima observada para uno de estos ejemplares en cautiverio fue de 66 meses (casi seis años). Los peces cebra que viven en cautiverio desarrollan una curvatura espinal tras el segundo año de vida, que no se observa en ninguna de las poblaciones naturales.

Comportamiento del pez cebra

Comportamiento

Los peces cebra son animales muy activos, sociales y de carácter diurno. El desplazamiento en cardumen parece ser un rasgo innato de esta especie, al igual que las jerarquías sociales que se establecen entre el varón y la hembra. La dominación se establece a través de una conducta agresiva que incluye morder y perseguir. Los individuos dominantes establecen territorios de apareamiento, cerca de los sitios de desove, y por lo general también monopolizan los recursos alimenticios.

Hábitos alimenticios

El pez cebra es un animal omnívoro. Ellos obtienen la mayor parte de sus alimentos en la columna de agua de los mares, principalmente el zooplancton e insectos acuáticos. Además, el pez cebra se alimenta en la superficie del agua, devorando insectos terrestres y pequeños arácnidos. Las larvas de mosquitos es una de sus comidas favoritas.

Depredación

Los principales depredadores del pez cebra son las agujas de agua dulce y el pez cabeza de serpiente. Otros depredadores incluyen el bagre, el pez cuchillo, las anguilas espinosas, las garzas de estanque y el Martín pescador común. El pez cebra mostrará signos de alarma ante cualquier indicio visual u olfatorio de estos depredadores. Este comportamiento se compone de agitación intensa, agresiones y reducción de la frecuencia de alimentación. El pez cebra posee tres tipos de células pigmentosas que contribuyen a la formación de sus bandas de colores. Una de estas células, melanóforos de color azul oscuro, se pueden alterar en respuesta a los estímulos del exterior. Se cree que esta peculiaridad ayuda al pez cebra a evadir a sus depredadores potenciales.

Compártelo en tu red social: