Pez guppy

Pez guppy

Pez guppy

Datos sobre el pez guppy

Los peces guppy dan a luz a sus alevines y no ponen huevos. Pueden sobrevivir en el agua dulce, así como en ambientes más salinos, lo que los convierte en una especie verdaderamente única. Además, el pez guppy es una especie adorablemente atractiva, no agresiva y muy juguetona, por lo que su presencia en cualquier acuario es símbolo de alegría y color.

Por otra parte, los peces Guppy (Poecilia reticulata), son un miembro de la especie Poecilidae, los cuales se caracterizan por dar a luz a crías vivas y no poner huevos en racimos. Además, estos peces pertenecen al orden de los Cyprinodontiformes, que son de tamaño pequeño, poseen aletas en forma de rayos y son peces exclusivamente de agua dulce. La hembra guppy es comparativamente menos atractiva y más grande que los machos, aunque ambos sexos presentan una coloración exquisita y muy grata de observar en los acuarios.

Hábitat y hábitos alimenticios

Los guppies fueron encontrados originalmente en Trinidad, tras lo cual se han esparcido por todo el mundo como un pez exótico y muy codiciado. Estos peces también se utilizan para controlar la propagación de mosquitos, ya que se alimentan de las larvas de estos insectos y reducen significativamente la propagación de algunas enfermedades como la malaria y el dengue.

En cuanto a su hábitat, los guppies prefieren vivir en aguas más cálidas de canales y estanques. La temperatura más propicia para la cría y alimentación de estos peces ronda los 23 a 24 grados Celsius, siendo muy frecuentes en zonas de agua con un bajo nivel de depredadores, mayor vegetación y peces de igual o menor tamaño. Adicionalmente, los guppies disfrutan alimentándose de insectos, algas y zooplancton (corteza de los animales y larvas de peces). Como mencionábamos anteriormente, son capaces de sobrevivir en el agua salada de igual manera, razón por la cual muchos acuaristas lo incluyen en acuarios de peces marinos. La reproducción de un pez guppy puede tomar lugar en un ambiente salado de la misma manera que ocurre en el agua dulce.

Comportamiento reproductivo del pez guppy

Comportamiento reproductivo

Los peces guppy presentan un dimorfismo sexual que hace que los machos y las hembras sean claramente diferentes entre ellos. Mientras que los machos son mucho más coloridos y pequeños, las hembras presentan un color gris pálido y mayores proporciones.

Por otra parte, los machos alcanzan la madurez sexual a los dos meses de nacidos, mientras que las hembras se encontrarán plenamente desarrolladas a los tres meses.

Un pez guppy macho llevará los espermatozoides en su gonopodio, el cual es flexible y se utiliza durante el apareamiento. Esta aleta tubular puede ubicarse detrás de la aleta, y en el caso de las hembras, cuando se encuentren inseminadas, presentarán un punto visible, alargado y oscuro en las cercanías de la cavidad anal, lo que permitirá indicarles a otros machos que eviten acercarse.

El período de gestación para los guppies posee una duración de entre 25 y 30 días, tras los cuales nacen los pequeños alevines. Durante la gestación, las dimensiones de las larvas se pueden observar a través de la piel translúcida de estos peces. Cada hembra puede dar a luz desde 3 hasta 45 crías, proceso que podrá tomar una hora, o incluso más.

Sorprendentemente, las hembras se encontrarán listas para la próxima concepción poco después dar a luz. La razón para esto, es que una hembra guppy es capaz de almacenar esperma durante muchos meses para que pueda reproducirse sin la necesidad de un guppy macho. Con respecto a los alevines, estos nacen completamente capaces de cuidar sus propias necesidades y velar por su existencia.

Poecilia reticulata

No obstante, recomendamos mantener las crías pequeñas en un acuario separado, pues los guppies adultos pueden arremeter contra los nuevos integrantes de la comunidad con el fin de controlar la superpoblación y disponer de mayores recursos. Algunos ejemplares machos atacarán incluso a una hembra durante el proceso de gestación, por lo que durante este tiempo, la hembra deberá ser aislada en un tanque adicional. Sin embargo, si se colocan antes de tiempo, las hembras podrían morir de soledad.

Por otra parte, los peces guppies son propensos a algunas enfermedades como la infección por hongos en la boca. Además pueden experimentar infecciones en las heridas al ser cortados por otros guppies o peces de mayor tamaño. El deterioro de la cola y las aletas podrá estar causado por una infección bacteriana, mientras que la septicemia hemorrágica viral hace que la sangre de estos peces se infecte, causando llagas y ampollas en erupción a lo largo de su cuerpo.

También debemos tener en cuenta que los peces guppy no podrán sobrevivir en tanques muy numerosos, donde mostrarán un comportamiento errático y moviéndose a gran velocidad. Sin embargo, ante las condiciones adecuadas, un pez guppy hará que el acuario luzca esplendido, por no mencionar que son una especie muy pacífica y presta a vivir con otros peces.

Cuidados del pez guppy: El acuario

Disponer de una pecera o acuario adecuado es el aspecto más importante a la hora criar un pez guppy. Estos animales tienen sus propios requisitos de tanque y agua necesarios para su supervivencia y su salud. Se necesita por lo menos un espacio de diez galones en nuestra pecera o acuario para mantener a un pez guppy, incluso aunque lo adquiramos siendo bebé. Cuando crezcan completamente, van a requerir este tipo de espacio. En caso de que no contemos con un acuario de tales dimensiones, siempre podemos comenzar con uno de cinco galones, pero es recomendable cambiarlo por una más grande tan pronto los guppies comienzan a crecer. También deberemos tener en cuenta el número de peces que queremos mantener. Si nuestra intención es poseer un macho y una hembra pero evitar que se reproduzcan, deberemos mantenerlos en tanques separados.

Cuidados del pez guppy

Cuidados del pez guppy: Mantenimiento del acuario

El mantenimiento y la limpieza de la pecera con regularidad son de suma importancia para la salud del pez guppy. La temperatura del agua en nuestro acuario debe mantenerse entre 75 y 84 grados Fahrenheit, dependiendo de las condiciones de temperatura en el exterior. Se requerirá además de una fuente de luz en el interior del tanque, y contar con al menos 12 horas de luz al día. El agua debe limpiarse semanalmente mediante la sustitución del 20% de la misma con agua fresca y limpia. Además, tendrá que extraerse el agua de la parte inferior del tanque, en aras de deshacerse de los escombros acumulados. En este caso, muchas personas optan por instalar un sifón. En cuanto al pH, este deberá permanecer entre 7.0 y 7.2.

Cuidados del pez guppy: Alimentación

Los guppies necesitan recibir alimentos altos en proteínas, así como camarones de salmuera pequeños, ya que son uno de sus favoritos. Se recomienda que sean alimentados en pequeñas porciones de comida tres veces al día, siempre velando de no sobrealimentarlos. Adicionalmente, podremos darles de comer alimentos escamados, gusanos blancos, huevos de salmuera, larvas de mosquito o productos congelados. Una comida variada promoverá el crecimiento saludable en nuestras mascotas, mientras que alimentarlos en porciones pequeñas varias veces al día, nos garantizará que los restos de comida no se depositen en el fondo, contaminando el agua.

Cuidados del pez guppy: Alevines

Durante la época reproductiva, los peces guppy también requerirán de nuestro cuidado. En primer lugar, deberemos hacer arreglos para separar los alevines hacia otro tanque, de modo que puedan crecer fuera de peligro. Inmediatamente después del proceso de gestación, debemos mover las crías hacia el nuevo acuario, añadirle un poco de agua y demás elementos, así como limpiar el tanque regularmente para asegurar un desarrollo óptimo de las crías. En cuanto a la alimentación, los alevines pueden ser alimentados con camarones o alimentos secos, sin llegar a sobrealimentarlos. Una vez alcanzadas las 8 o 10 semanas de edad, las crías podrán ser trasladadas a un acuario mayor.

El cuidado adecuado de los peces guppy les asegurará una buena salud y un desarrollo óptimo por un largo tiempo, durante el cual quedaremos siempre complacidos de tenerle a nuestro lado.

Compártelo en tu red social: