Pez pipa fantasma arlequín

Pez pipa fantasma arlequín

Pez pipa fantasma arlequín

Verdaderos maestros del camuflaje

No existe un buzo o aficionado al mundo marino que no se sienta atraído por estos peces. Coloridos y distintivos, pequeños y delicados, de movimientos inertes y suaves, los peces pipa fantasma arlequín son capaces de mezclarse tan a la perfección con su entorno, que la mayoría de las veces se vuelve un verdadero desafío encontrarlos y un lujo disfrutar de su presencia en el fondo marino.

Relacionados con el caballito de mar o hipocampo, el pipa fantasma arlequín es probablemente una de las especies más bellas dentro de su familia. Otros miembros de este grupo incluyen el pez pipa fantasma robusto, el pez pipa de cachete rayado y el pez pipa cola de bandera.

Estas criaturas pequeñas de aspecto peculiar pueden crecer hasta unos 15 cm, aunque habitualmente no llegan a ser más grandes que el dedo pequeño de nuestras manos. Generalmente pueden ser encontrados alrededor de crinoideos, estrellas plumosas de mar, gorgonias y ramificaciones de corales negros. En estas áreas es donde mayor aflora su capacidad para camuflarse, gracias a los complejos patrones de colores que poseen en su cuerpo. La clave para este efecto reside en las solapas del animal, que imitan a la perfección las “plumas” o ramas del crinoideo anfitrión.

Cualquier persona que desee observar un pez pipa fantasma deberá ser muy paciente, y observar cualquier estrella de mar plumosa por un largo período de tiempo. De lo contrario, podrá elegir un centro de buceo con instructores capacitados que de seguro le asesorarán en la búsqueda de estos animales tan asombrosos.

Clasificación del pez pipa fantasma arlequín

Clasificación científica

Familia: Solenostomidae

Órden: Syngnathiformes

Nombre común: Pez pipa fantasma arlequín

Nombre científico: Solenostomus paradoxus

Características distintivas

El pez pipa fantasma arlequín posee un hocico alargado y un cuerpo comprimido lateralmente como es típico de la familia de los Syngnathiformes. Al formar parte también del orden de los Solenostomidae, presenta un esqueleto dérmico compuesto de placas, mientras que la región de la cabeza representa cerca de un tercio del total de la longitud de su cuerpo, que además incluye aletas pélvicas, dos aletas dorsales separadas, una aleta anal y una gran aleta ventral.

Se distingue además por la presencia de espínulas abdominales, placas adicionales en la región dorsal y la aleta anal, además de pequeñas laminillas nasales que rellenan la cavidad nasal en los ejemplares machos.

En cuanto a sus patrones de colores, estos son generalmente de color rojo oscuro con manchas amarillas y naranjas que varían de tonalidad según la zona del cuerpo.

Características del pez pipa fantasma arlequín

En cuanto a su dimorfismo sexual, el pez pipa fantasma arlequín presenta rasgos distintivos. Las hembras poseen un tamaño promedio de 130 mm, mientras que el macho llega a ser un 37% más pequeño.  La principal diferencia entre el macho y la hembra sin embargo, es la presencia de una bolsa ventral en esta última, que puede notarse con claridad en los márgenes de las aletas pélvicas.

Comportamiento

La mayoría del tiempo, el pez pipa fantasma arlequín permanece en posición invertida, con la boca apuntando hacia abajo y en un estado de inercia total.

Durante el tiempo de reproducción, estos animales optarán por zonas fangosas y turbias o en los arrecifes de corales. En estos escenarios, no solo cambiarán de color, sino que también modificarán su forma con el fin de camuflarse mejor.

Debido a que son nadadores realmente débiles y solo se propulsan por el movimiento rápido de sus pequeñas aletas, el fantasma arlequín tiende a permanecer dentro de territorios muy limitados. A pesar de que sus aletas le proporcionan una navegación precisa y un nivel de posicionamiento muy efectivo, su alcance es realmente bastante limitado.

Hábitos alimenticios del pez pipa fantasma arlequín

Hábitos alimenticios

El pez pipa fantasma arlequín se alimenta de pequeños crustáceos, aspirándolos al interior de su cuerpo a través de su largo hocico.

Reproducción

Los peces pipa fantasma arlequín presentan una piel cubierta de placas en forma de estrella que pueden utilizar contra sus depredadores. Los embriones se encierran en una especie de envoltorio que se añade a los cotileforos (células epidérmicas especiales). Estas células se producen sólo en la superficie interior de las aletas pélvicas de las hembras, las cuales se expanden y se conectan al cuerpo con el fin de formar un caparazón que permita proteger a las crías.

Durante el tiempo de incubación, las hembras llevarán los huevos en esta bolsa. Este método permite a la hembra mover a sus crías hacia un sitio favorable para su supervivencia, y de esta manera disminuir el riesgo potencial de los depredadores durante la etapa de desarrollo. Se ha llegado a estimar que una hembra puede llegar a portar hasta 350 huevos durante un mismo período de gestación.

Ciclo de vida

La vida para el pez pipa fantasma arlequín comienza como una larva a la deriva de las corrientes oceánicas. La madurez se alcanza poco a poco durante esta etapa, tras la cual procederá a asentarse en el fondo marino.

Ciclo de vida del pez pipa fantasma arlequín

Al principio, el fantasma arlequín será de color transparente, para luego trasladarse a los arrecifes coralinos con la intención de reproducirse. Durante este proceso, toma lugar el cambio de colores, así como su morfología, en aras de maximizar su camuflaje.

Generalmente, estos peces buscarán una compañera para aparearse, llegando a permanecer juntos durante varios días. Una vez fertilizada, la hembra transportará hasta 350 huevos en su bolsa incubadora, hasta el momento de expulsarlos al exterior, donde navegarán a la deriva, reiniciándose el ciclo de vida una vez más.

Distribución

Los peces pipa fantasma arlequín se encuentran normalmente en aguas poco profundas, tropicales y subtropicales de la región del Indo-Pacífico, sobre todo cerca de los arrecifes de coral, los desniveles rocosos y las formaciones de algas marinas. Por lo general, se observan entre los 3 y 25 metros de profundidad, aunque pueden ser encontrados a más de 30 metros bajo el agua.

También se han observado grandes concentraciones de estos peces en los sitios de buceo de Tailandia, como por ejemplo el Richeliu Rock, así como en el Archipiélago de Mergui en Birmania, Indonesia y las Islas Marshall de Nueva Guinea, en la costa del este de África y en la costa este de Australia.

Peces pipa fantasma arlequín

Consideraciones ecológicas

El blanqueamiento de corales, la contaminación y los métodos destructivos de pesca son algunos de los factores que atentan contra el hábitat y el ciclo de vida del pez pipa fantasma arlequín. El comercio de acuarios también afecta negativamente el número poblacional de estos animales en la naturaleza.

Compártelo en tu red social: