Pez tiburón plata

Pez tiburón plata

Pez tiburón plata

El pez tiburón plata o tiburón bala, es una especie muy popular entre los entusiastas de los peces tropicales, sin embargo, en no pocas ocasiones, los acuaristas terminan sorprendidos por el enorme tamaño que pueden alcanzar estos animales. En las tiendas de mascotas, los tiburones plata se venden cuando son muy jóvenes y sólo alcanzan a medir una o dos pulgadas. En la madurez, sin embargo, el tiburón plata tiene la capacidad de crecer hasta 12 o 14 pulgadas de longitud. De hecho, hasta que no alcanza al menos las cuatro pulgadas de longitud (10 a 15 cm), un pez tiburón plata no habrá llegado a su madurez sexual. Por esta razón, se considera que la cría de estos peces puede ser una tarea difícil para un acuarista promedio. Si tu interés es contar con un pez tiburón plata en tu acuario y quieres aprender los cuidados básicos que debes tener en cuenta, continúa leyendo.

Algunos datos sobre el pez tiburón plata

A pesar de su nombre tan característico, el tiburón plata no se trata en realidad de una especie de tiburón, sino una especie de peces de agua dulce cuya morfología responde a la de un tiburón. Estos peces suelen tener cuerpos delgados, de color plateado con aletas de punta negra, y pertenecen a la misma familia que los Danios, las carpas y otros peces pequeños. El tiburón plata se considera además una variedad de peces tropicales muy resistente, lo que lo hace bastante popular entre acuaristas entusiastas. No obstante, se trata de una especie que requiere de gran espacio a medida que crecen.

Un tiburón plata maduro puede crecer hasta las 14 pulgadas de largo, por lo que requieren de tanques muy grandes (se recomienda que se les provea de un acuario no menor a los 70 galones de capacidad). Si nuestra intención es criar varios ejemplares de tiburón plata, o mantenerlos conviviendo con otros peces, será necesario contar con un acuario de 100 galones aproximadamente. A pesar de que puede llegar a ser bastante grande, un tiburón plata es una especie dócil, que puede convivir sin dificultades en un ambiente comunitario, incluso con especies más pequeñas como danios y tetras. Además, estos peces disfrutan de un acuario decorado con plantas vivas, pero también se recomienda dejar un área despejada para que puedan nadar libremente.

Requisitos para la cría del pez tiburón plata

Requisitos para la cría del pez tiburón plata

A diferencia de algunas especies de peces, como los guppys, que son capaces de aparearse cuando todavía son muy jóvenes, el pez tiburón plata no alcanza la madurez sexual hasta que posee alrededor de cuatro pulgadas (entre 10 y 15 cm) de tamaño. Es muy difícil distinguir entre un tiburón plata macho de uno hembra, por lo que es una buena idea comprar cinco o seis de estos ejemplares en la tienda de mascotas y observarlos en busca de signos de apareamiento. Los tiburones plata machos tienden a crecer un poco más que las hembras, mientras que esta última posee un abdomen ligeramente más redondeado. Identificar a una hembra de un macho requerirá de tiempo y práctica, aunque podemos recurrir al criterio de profesionales o criadores experimentados a la hora de adquirir un pez tiburón plata.

Al hacer los preparativos para la cría del pez tiburón plata, debemos procurar 55 galones de agua por separado, o bien hacernos de una acuario mucho más grande. La temperatura del agua debe oscilar entre los 72 y 82 grados Fahrenheit. A su vez, es importante no rellenar nuestro acuario con excesiva vegetación, sino colocar un poco en los exteriores del tanque y en el medio, para proveerles de escondites a los peces, además de facilitar el espacio libre para la natación.

Si nuestra intención es usar un tanque para criar los alevines una vez que salgan del cascarón, será conveniente mantener el fondo libre, ya que de este modo es mucho más fácil de limpiar y de localizar a las crías. Para mantener el agua limpia en nuestro acuario, debemos instalar un filtro de esponja en una esquina del tanque. Este tipo de filtros proporciona filtración mecánica básica, así como la filtración biológica sin crear suficiente succión que pueda poner en peligro a los alevines.

Proceso reproductivo del pez tiburón plata

Proceso reproductivo del pez tiburón plata

No se ha demostrado científicamente que la “danza” entre el macho y la hembra tiburón plata tenga algo que ver directamente con el proceso de apareamiento de esta especie, aunque algunos acuaristas han podido comprobar la conexión que existe entre esta “danza” y la inminente producción de huevos. Tras este fenómeno, la hembra esparcirá sus huevos alrededor del tanque para que el macho pueda fertilizarlos. Para facilitar este tipo de fertilización externa, es importante contar con una filtración adecuada en nuestro acuario, de modo que proporcionemos una corriente capaz de esparcir el esperma del pez tiburón plata macho hacia los huevos depositados por la hembra.

Una vez que los huevos se han establecido y fertilizados, el macho y la hembra dejarán de prestarles atención. En la naturaleza, los tiburones plata viajan a zonas de cría separadas para desovar, y no proporcionan ninguna protección a sus crías. Adicionalmente, debemos conocer que los tiburones plata son propensos a devorar los huevos y alevines recién nacidos, por lo que será necesario separarlos hacia otro tanque. En aras de proteger las crías, necesitaremos además permanecer atentos al proceso de reproducción, de modo que podamos extraer a la pareja adulta, una vez haya terminado el desove.

Después de la eclosión, debemos alimentar a los alevines con una dieta variada de alimentos, entre los que podemos mencionar los nauplios y comida especial para crías. De esta manera, nuestros alevines crecerán rápidamente al principio, por lo que deberemos separar las crías en varios tanques o criarlos en una piscina cubierta donde puedan tener el espacio suficiente para desarrollarse. Mucho más conveniente, resulta además alimentar a las crías con pequeñas cantidades de comida varias veces al día, en lugar de una gran cantidad solo una o dos veces. Si alimentamos a los peces con una cantidad exagerada, los restos de comida podrían llegar hasta el fondo del acuario, acumularse, y con el tiempo conducir a una disminución de la calidad de vida en el sistema.

Balantiocheilos melanopterus

A la hora de criar un pez tiburón plata, muchos acuaristas novatos cometen innumerables errores, ya que estos peces requieren de mucho más espacio de lo que sus dueños pueden proporcionarles. En cambio, los criadores profesionales son capaces de crear ambientes especialmente diseñados para satisfacer las necesidades de esta especie. Si son atendidos con éxito y cuidado, estos peces se vuelven sin duda todo un sano entretenimiento.

Conclusiones

Mantener un pez tiburón plata en un acuario casero puede ser un verdadero desafío a sus necesidades de espacio. Sin embargo, para el aficionado promedio que pueda proveerle del espacio suficiente, se volverá sin duda todo un espectáculo mantenerlos. Si buscas un pez dócil y encantador para tu acuario comunitario, y además cuentas con espacio suficiente, el pez tiburón plata es una excelente opción. Estos peces también son ideales para reproducirse en cautiverio, siempre y cuando seamos capaces de proveerles todas sus necesidades básicas.

Compártelo en tu red social: