Pez Betta

Pez Betta

Pez Betta

Rango geográfico

Los peces Betta silvestres se pueden encontrar nadando entre las aguas interiores de Oriente. Son originarios de Tailandia, pero se pueden encontrar en todo el mundo en las tiendas de mascotas como un pez domesticado.

Regiones Biogeográficas: oriental (nativo)

Hábitat

El pez Betta vive en estanques de densa maleza y donde las aguas fluyen muy lentamente, como campos de arroz, charcos poco profundos, arroyos contaminados, y otros tipos de áreas en las que el agua tenga un bajo contenido de oxígeno.

Biomas Acuático: lagos, lagunas, ríos y arroyos

Descripción física

El pez Betta, en promedio, tiene 7,5 centímetros de longitud. La forma de su cuerpo es aerodinámica, lo que permite que se deslice suavemente y sin esfuerzo a través del agua abierta. El cuerpo del pez está cubierto de escamas que se superponen unas a otras como las tejas en el techo de una casa. Estas escamas se componen de delgadas placas transparentes que ayudan a proteger el cuerpo del Betta de una lesión y que le añaden aerodinamismo para un movimiento eficiente.

Una capa de moco también cubre las escamas para proporcionar a los peces una suavidad extra y para protegerlos contra los parásitos invasores y la infección. Las escamas del Betta crecen fuera de la piel y por lo general carecen de color. El verdadero color de los peces proviene en realidad de las células pigmentarias (cromatóforos), ubicadas en la propia piel.

Descripción física del pez Betta

En la naturaleza, el pez usa su coloración para protegerse de los depredadores y para atraer a su pareja. Los peces Bettas salvajes no poseen el vibrante color rojo brillante, el verde lima y el azul real de sus homólogos criados selectivamente. De hecho, son inusualmente aburridos y monótonos. Sin embargo, los machos Betta criados en cautividad han adoptado estos nuevos colores y los han usado para su beneficio en las actividades del apareamiento.

Los colores reales de un Betta están en capas. Con el fin de producir un Betta de un color específico, otros colores que están en capas en la parte superior deben ser “despojados” primero a través de la cría selectiva. El color de la parte superior es el azul; el siguiente  es rojo, luego negro y finalmente amarillo.

Los Betta tienen bocas que están vueltas hacia arriba, indicando que son un alimentador superior y que recogen su comida en la superficie del agua. Sus aletas se utilizan no solo para la propulsión a través del agua, sino también para mantener el equilibrio y girar en direcciones diferentes. Tienen una aleta caudal, una aleta dorsal, dos aletas pélvicas, una aleta anal, y dos aletas pectorales. (Hargrove 1999)

Otras características físicas: simetría bilateral

Reproducción

El apareamiento comienza con el macho Betta construyendo un nido de burbujas. Para construir este nido, el macho nada hacia la superficie, toma un sorbo de aire y escupe una burbuja de aire recubierta de moco. A continuación, toma rápidamente otra burbuja de aire y la libera cerca de la primera. Este proceso continúa durante horas con descansos ocasionales para la alimentación o para cortejar a la hembra. Después de un rato, el nido empieza a tomar una forma definitiva. Sin embargo, la forma y el tamaño varían.

Reproducción del pez Betta

Una vez que el nido está casi completo, comienza un noviazgo muy intenso y, a menudo, difícil. El macho persigue agresivamente a la hembra, en un intento de atraerla bajo el nido. En sus esfuerzos por llevar a su pareja al nido, el macho Betta puede ser bastante brutal si ella no responde de buen grado. La mayoría de las veces, en el momento en que comience el primer abrazo de desove, las aletas de la hembra están muy rotas e, incluso, pueden faltarle algunas escamas.

Después de que el desove se produce, el macho vigila el nido y se encarga del cuidado de los huevos hasta incubar a la cría de 24 a 48 horas, en dependencia de la temperatura del agua. Los jóvenes Betta no empiezan a mostrar mucho color o forma de aleta hasta que tienen cerca de tres meses de edad. En esta época, los machos empiezan a luchar entre sí. También es muy fácil decretar el seco de los Betta alrededor de esta edad, ya que los machos son generalmente de color más brillante y tienen aletas más largas que las hembras. El pez alcanza la madurez sexual en torno a los cinco meses. (Ostrow 1989)

Hábitos alimenticios

Los peces Betta salvajes se alimentan principalmente de insectos que han caído en el agua. Debido a su metabolismo rápido, los Betta necesitan comer con frecuencia, pequeños “snacks”, como las algas, para mantenerse otra vez hasta su siguiente comida grande. (Hargrove 1999) se han observado en los Betta cinco métodos de alimentación diferentes: morder, recoger / tragar, pastorear, saltar y escupir. Morder es el método más comúnmente utilizado para “capturar” sus bocados de comida. (Vierke 1.988)

Compártelo en tu red social: