Pez globo

Pez globo

Pez globo

El pez globo (también conocido como puercoespín de mar o pez sapo) es una especie de tamaño medio que habita las aguas más cálidas de los océanos, así como algunas zonas costeras del planeta. Se trata además de un pez muy famoso por una adaptación peculiar que le ha permitido defenderse de sus depredadores.

Toxinas del pez globo

Existen alrededor de 120 especies conocidas de pez globo, que además se le conoce como la segunda criatura más venenosa del planeta, solo por detrás de la rana dorada venenosa. Su hábitat natural son las aguas tropicales, por lo que muy rara vez podrá encontrársele en aguas frías o templadas.

Como muchos conocerán, el pez globo tiene la sorprendente capacidad de expandir su cuerpo rápidamente cuando se encuentra en peligro, descubriendo sus púas venenosas alrededor de todo el cuerpo. Cuando un pescador se encuentra con un pez globo, nunca toca dichas púas, puesto que son altamente tóxicas para los humanos y cualquier animal en general.

Morfología

Habitualmente, el pez globo podrá crecer hasta un máximo de 60 cm de longitud, aunque la longitud exacta varía en dependencia de la especie. En cuanto a sus colores, estos pueden encontrarse en una amplia variedad de tonalidades, y en muchas ocasiones, resulta difícil determinar si un pez globo se encuentra inflado o no. Su apariencia guarda cierta semejanza con un renacuajo gigante, con ojos saltones y un hocico alargado.

Alimentación del pez globo

Alimentación

Por otra parte, se trata de animales omnívoros que se alimentan de una gran variedad de plantas y animales. Su dieta se basa principalmente en las algas que crecen en las rocas, corales y también invertebrados que habitan estas áreas. Las grandes especies de pez globo también se alimentan de crustáceos como camarones, cangrejos y moluscos.

Depredadores

Aunque existe un número de animales que se alimentan de los peces globos, estos depredadores a menudo terminan experimentando un final desagradable. Como mencionábamos anteriormente, cuando el pez globo se infla de aire, expone sus largas, filosas y tóxicas púas que normalmente intimidan al depredador hasta retirarse. Sin embargo, cuando un animal se las arregla para comerse a estos peces, a menudo terminará envenenado con las toxinas de sus púas o las toxinas que liberan los órganos del pez globo cuando mueren. 

No obstante a este hecho, algunos animales como los tiburones son capaces de engullir a un pez globo sin llegar a ser dañados. También es importante saber que no todas las especies de pez globo son en realidad venenosas y estas especies son las más perseguidas por peces más grandes, los tiburones y los humanos.

Pez globo enano

La especie más pequeña de pez globo en el mundo es el pez globo enano (también conocido como pez globo guisante o pez globo pigmeo). El pez globo enano es tan pequeño que apenas llega a medir una pulgada de longitud, lo que representa unos escasos centímetros. A pesar del hecho de que el pez globo enano está relacionado con especies más grandes de pez globo, en realidad se trata de una especie que no habita los mares, sino solamente un río de la India.

Hábitos reproductivos del pez globo

Hábitos reproductivos

En cuanto a sus hábitos reproductivos, el pez globo también presenta ciertas peculiaridades. El macho de esta especie guía a la hembra hacia la orilla donde liberará entre 3 y 7 huevos. Los huevos del pez globo son extremadamente ligeros y flotan en la superficie del agua hasta que eclosionan al cabo de una semana. Durante ese tiempo, las crías no se encuentran completamente desarrolladas por lo que cuentan con un caparazón que les protege hasta que sus extremidades comienzan a crecer. Este caparazón para el pez globo bebé se romperá una vez que las aletas y la cola se encuentren desarrolladas. Cuando el pez globo se encuentra lo suficientemente grande, nadará hacia las profundidades para integrarse a la comunidad de corales en el fondo.

Plato suculento en Asia

Retomando la cuestión del veneno en estos animales, debemos destacar además que a pesar de su toxicidad, existen algunas especies cuya carne se come en Japón y Corea, donde se consideran un manjar exquisito. Los chefs especializados cuentan con la destreza necesaria para cortar el pez de modo que la carne no envenene a sus comensales. Otras especies de pez globo producen y liberan una toxina en sus órganos al morir para dañar a sus depredadores.

Curiosidades de los peces globo

- Gracias a sus peculiares sistemas de defensa, los peces globo son capaces de compensar su lento desplazamiento. La maniobra de locomoción se realiza a través de sus aletas caudales, anales, pectorales y dorsales. Sin embargo, la capacidad de maniobra es a menudo demasiado lenta para evadir a sus depredadores. En algunos casos, la cola se emplea principalmente para dirigir el sentido del movimiento, pero también puede ser usada para ejecutar desplazamientos cortos de gran rapidez.

- El pez globo cuenta además con una visión excelente, lo que junto a sus desplazamientos cortos y rápidos le permite defenderse de sus depredadores potenciales.

Curiosidades de los peces globo

- Todas las especies de pez globo presentan espinas afiladas que pueden dificultar la labor de su depredador. Algunos de estos animales pueden terminar severamente dañados si intentan traspasar la gran red de púas venenosas del pez globo.

- Excepto muy pocas subespecies, la mayoría de los peces globos son venenosos, y por lo tanto no comestibles. El pez globo Fugu, por ejemplo, no es tan venenoso como otros ejemplares de la misma especie. Aun así, el pez globo forma parte de la dieta regular de muchos animales como el pez tigre y el pez lagarto.

- Una de las cualidades más singulares del pez globo es que son capaces de maniobrar sus ojos de manera totalmente independiente.

- Algunas especies de pez globo también poseen la habilidad de alterar sus colores y su intensidad, en dependencia de los cambios ambientales. En este sentido, pueden compararse con los camaleones terrestres.

- La mayoría de las especies de pez globo poseen colores deslumbrantes junto con marcas típicas, que le permiten advertir de su presencia a los depredadores (aposematismo), por lo que muy rara vez asumirán una conducta huidiza.

Compártelo en tu red social: